14 de septiembre de 2010

¿Sabes qué tipo de piel tienes? - Parte 2

Aunque ya sepamos cuál es nuestro tipo de piel hay muchas cosas a tener en cuenta.

Las alteraciones cutáneas pueden ser causadas por desequilibrios hormonales, trastornos nerviosos, por herencia, la edad, alimentación, por traumatismos, cambios de temperatura (frio/calor),exposiciones solares, la humedad, detergentes, medicamentos, cosméticos que irritan y producen alérgias, por virus y bacterias.Cualquiera de éstas razones puede producir que nuestra piel enrojezca, se descame, aparezcan granos...

Otra cosa a tener en cuenta, para mí es muy importante a la hora de diferenciar tipos de piel, es que un grano no quiere decir que haya grasa, ni una roncha descamada significa que haya sequedad.Por experiencia (a mi me pasa), cuando noto la piel tirante y uso una crema para pieles secas, más untuosa, en la zona donde tengo los poros abiertos, la zona T que en mi caso es más grasa, me salen ronchas (circulos sonrosados) descamadas.Al principio pensaba que me faltaba más hidratación y las cremas que me aplicaba cada vez eran más untuosas, hasta que mi piel empeoró mucho y decidí probar una crema ligera.Era una crema de textura muy fluida y en menos de una semana mi problema desapareció.

Ahora en verano la crema fluida no es suficiente para mí, así que cuando empecé a tomar el sol y mi piel se sentía más seca, con ésta crema empiezan a salirme granitos en la zona de la frente y las sienes, asi que la crema de verano es más untuosa.

Y así va mi piel, del reves.Siempre tengo dos tipos de cremas y las voy alternando dependiendo de mi problema.

Así que no deis por echo los problemas de la piel, los granos no siempre son grasa y las zonas descamadas no siempre son sequedad.

Si teneis cualquier duda estaré encantada en ayudaros.

Y mi consejo es que probeis distintas cremas, hasta que deis con la que mejor tengais la piel.

Hasta pronto!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada