18 de enero de 2011

¿Qué sombras compro?

No sé si alguna vez os ha pasado al ir a comprar sombras, que encontráis una que os encanta, la pagáis, y cuando llegáis a casa y vais a maquillaros, esa maravillosa sombra en vez de quedar en el párpado, ya que no pigmenta, se cae en la zona de la ojera y del hueso del pómulo.

A mi ya me ha pasado unas cuantas veces.

Llego a una perfumería y me vuelvo loca con tantas marcas.Quiero probarlo todo, así que empiezo a untar sombras en los dedos y a probar en la mano.Llega un momento que tengo que sacar un pañuelo porque los dedos no me dan para probar mas colores y mi mano parece un Picasso.

Cuando cogemos la sombra con el dedo y luego lo probamos en la mano parece que todas las sombras van muy bien, pero con el pincel no pasa lo mismo.

Después de gastar dinero en sombras que luego no me valen para nada, he optado por llevar un pincel pequeño, como los que vienen el los estuches de sombra, pero que no es de esponja sino de pelitos.

Así que ahora entro en la perfumería, saco mi pincelito, y empiezo a probar sombras.

Lo que mas me gusta es que no me mancho los dedos.

Es muy importante que para probar las sombras cojáis un poco de producto con el pincel y pongáis la mano en vertical y apliquéis la sombra.Si la sombra en vez de quedar en la mano se cae hacia abajo, es que no merece la pena comprarla porque no nos va a servir para nada.

¿Por qué pongo la mano en vertical? Cuando nos maquillamos no lo hacemos tumbadas sino de pie,y de esa forma las sombras que no pigmentan caen del párpado a la ojera. Así que hacemos lo mismo con la mano, en vez de ponerla horizontal, que la sombra quedará ahí, la levantamos en vertical y si la sombra no pigmenta también caerá.

Espero haber sido de ayuda para vuestras futuras compras.

1 comentario:

  1. Hola guapa, te he premiado en mi blog!

    http://vistetecomopuedas.blogspot.com

    ResponderEliminar